El autogol de Morales

Protestas en Santa Cruz

Ojo por ojo.

Antes de llegar al poder, Evo Morales lideró las revoluciones contra del ex mandatario Carlos Mesa, por la nacionalización de los hidrocarburos. Hoy, el sector político que Morales derrotó, lo tiene en jaque de la misma en la que él lo hizo tiempo atrás: buscando la autonomía y saliéndose con la suya.

Por Camila Manríquez, Alejandro San Martín y Victoria Walsh.

Era 1974 cuando un chico de 15 años visitó el Palacio de Gobierno junto a sus compañeros. Durante el recorrido se dio la idea de hablar con las autoridades del lugar, lo que fue denegado por la gente del protocolo gubernamental. Al escuchar la negativa, el joven sentenció “algún día seré presidente, y todos ustedes mis ministros”. Treinta y dos años después, aquel chico con dotes de líder recibía la banda presidencial. Comenzaba así la era Evo Morales.

Su amor por el fútbol le permitió dar un paso en la política. Según el propio mandatario de niño era “organizador” y “movilizador”. De hecho fue capitán, delegado e incluso árbitro, admitiendo ser dueño de su equipo deportivo. Digamos que estas características, que desarrollaron a un cabecilla entre sus pares, hoy no le han favorecido. Por estos días se le ha visto algo autoritario, lo que no parece raro si se toma en cuenta su admiración por la totalitaria política de Hugo Chávez.

Durante su juventud, y como buen aymara, Morales se interesó por el mundo cocalero, convirtiéndose presidente de ése sindicato. Éste fue el puntapié inicial para que el humilde pastor de Oruro iniciara su carrera política, siendo luego diputado y posteriormente, candidato presidencial por el Movimiento al Socialismo (MAS), el 2002.

El presidente Evo Morales

El presidente Evo Morales

Aunque ése año no ganó, sí lo hizo el 2005, obteniendo el 53,74% de los votos. Así llegó al poder con una revolucionaria propuesta: cambiar la estructura social de Bolivia. Una muestra de ello fue la creación de la Asamblea Constituyente para formar una nueva constitución que dé mayor importancia a los derechos indígenas, grupo que representa el 56% de la población boliviana. Hoy en día, esos mismos indígenas, sindicalistas y mineros, a los que Morales dirigía su discurso, se han convertido en las principales víctima de los ideales de su presidente.

La gobernabilidad de Morales ha estado en juego, y eso el mandatario lo sabe. Aunque cuenta con una serie de proyectos, todos basados en un “indigenismo imperante”, la oposición ha entorpecido su labor. En un constante tira y afloja, las principales propuestas del mandatario han sido boicoteados por la vuelta de mano que le han hecho sus retractores: si antes Morales exigía autonomía para los departamentos con mayor población indígena, hoy son los departamentos de Tarija, Chuquisaca, Beni, Pando y Santa Cruz quienes le reclaman la suya.

Estos prefectos de la llamada “Medialuna” se defienden, y con justa razón. La exhaustiva estatización energética efectuada por el presidente para alcanzar un supuesto equilibrio económico, ha arrastrado al país a una decadencia similar a la ocurrida en Chile durante el gobierno de Salvador Allende. Y es que la crisis que se ha desatado cuenta, prácticamente, con los mismos elementos: estatización de las riquezas nacionales, cambios revolucionarios y agudas divisiones político-sociales.

Las acciones del presidente demuestran que sólo persigue los intereses de un determinado sector del país. Así ha vuelto a alimentar los antiguos roces sociales que aún no estaban olvidados. Hoy Morales busca generar la batalla entre los “indígenas” y los “cambas” (hijos de españoles con guaraníes que predominan en el sector de la Medialuna), algo conocido en el socialismo como la “lucha de clases”.

La dupla antiimperialista

Si lo que Morales pretende es lograr una “dictadura del indigenismo”, los métodos que ha utilizado lo acercarían cada vez más a este fin. La estatización de los hidrocarburos, junto a la creación de una nueva Constitución y la exclusión de los partidos opositores de la Asamblea Constituyente, han transformado a Morales en el discípulo más leal de Hugo Chávez. El líder venezolano, que también busca restablecer el poder indígena en Latinoamérica, ha brindado su total apoyo a las gestiones emprendidas por Morales y presta “validez” a cada una de sus acciones.Otra de las pretensiones del mandatario boliviano, es el estatuto estrella de su proyecto constitucional: permitir la reelección presidencial por dos periodos consecutivos. De aprobarse la nueva constitución y de seguir manteniendo más del 50% de popularidad, Evo Morales podría pasar otros cinco años en el poder. Esto permite reflexionar sobre el futuro del país altiplánico, ya que si en tres años Bolivia ha entrado en una de sus mayores crisis sociopolíticas, lo que quedaría para otros ochos años sería aún menos auspicioso.

Hoy Morales está atrapado en lo que el llama su propia “liberación”. El gobernante boliviano ha demostrado que sólo sabe gobernar para unos pocos y no para todos, alejándose del posible equilibro que tanto aspira. Esto sólo termina por cumplir la premisa de que quien tiene el poder se ciega en sus propios intereses. Así ha impedido que Bolivia sea parte de un mercado globalizado porque sus prejuicios lo han  impedido, manías que con certeza poseen una cuota de venezolanismo.

Evo Morales junto a Michelle Bachelet

Evo Morales junto a Michelle Bachelet

La ineficiencia política ha llevado a recurrir a la intervención de organismos como la Unasur, demostrando su falta de experiencia. Si lo que Evo quiere es acabar con la crisis que persigue a Bolivia, deberá llegar a un consenso interno. Hoy, la crisis ha cruzado sus propios límites pasando a ser un problema latinoamericano, lo que termina por involucrar a todos en un problema que el propio mandatario no ha sabido llevar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: