El Cara de Tuco se salió con la suya

La ideología Chavista logró persuadir al mandatario sudamericano, Rafael Correa, de implementar en Ecuador la primera constitución socialista del siglo XXI.

El Mandatario ecuatoriano era un socialista de bajo perfil, hasta que mostrando su verdadera ideología promovió la creación de una nueva Constitución de tendencia izquierdista. El argumento de solicitud es el de guiar y buscar la mejor forma de nacionalizar al país. A raíz de esto los empresarios extranjeros, muertos de miedo, reaccionaron de manera rápida tomando como medida retirar sus inversión en Ecuador.

Por Micaela Valledor, Carolina Vargas y Francisca Vergara.

Los ecuatorianos aprobaron el día 28 de septiembre del 2008, por una amplia mayoría, la Constitución Socialista promovida por el Presidente Rafael Correa. Aquellos votantes: ¿pensaron lo que significaría gobernar un país con una economía de cifras rojas basándose en los principios más izquierdistas de la política ecuatoriana?

En la actualidad, Ecuador ha perdido parte importante de las inversiones extranjeras, ya que el temor de la nacionalización de los ricos recursos naturales con los que cuenta el país, como el petróleo, café, cacao, bananas, maderas, entre otros y  el aumento de los impuestos aduaneros ha llevado a que poco a poco el país se vaya aislando económicamente y alejando del resto del  mundo. Hecho y lujo que un país tercermundista  no debiera darse por ningún motivo, aunque ni Correa ni mucho menos Chávez quieran aceptarlo, ya que el surgimiento de sus  estancados países depende de otros, e incluso, de los muy odiados “Yankees.”

Hay que tener claro que Estados Unidos se lleva el 40% de las exportaciones del país, lo que no viene siendo menor y con  la implantación del socialismo, el mejor amigo de Chávez, George Bush, no dudará en tomar distancia con el país en cuestión, al igual  como lo ha hecho con otras naciones. Esto significa, por lo tanto una perdida importantísima en lo que a relaciones exteriores se refiere.

¿Cómo puede ser que Ecuador, siendo uno de los pueblos con mayores recursos naturales de Latinoamérica, al mismo tiempo sea uno de los más pobres y desiguales? ¿No llega a ser incoherente lo que ahí sucede? La respuesta refleja que el Señor Correa no ha hecho las cosas tan bien como las pinta su Gabinete.

En un principio, dejó que muchas empresas internacionales sacaran los recursos del país, haciendo que mayor cantidad de capital extranjero fortaleciera la economía del país, lo que llevó, por supuesto, a tener mayor empleo y ganancias para la población ecuatoriana.

Felices todos: mayor inversión extranjera, aumento en el trabajo. ¿Alguien puede sufrir o no estar de acuerdo con ésto?  Seguramente muy pocos sí, pero la mayoría disfruta de esos beneficios, ya que a nadie le viene mal un poco más de dinero en los bolsillos.

Ahora, implantando el modelo Socialista en la Constitución del Estado, se buscará radicalmente quedarse con todo; el sustento de empresas extranjeras en el ámbito económico se reducirá a un porcentaje mínimo, repercutiendo obviamente en la economía y también en la sociedad.

Todo esto trasciende además en lo que el Presidente ecuatoriano pretende promover con esta nueva Constitución. La idea de igualdad social y económica del país se va a ver entorpecida por los distintos factores que en estos momentos están marcando esta economía. La poca aceptación de inversiones extranjeras, la aceleración de la inflación que este año llegó al 9,7% y la desigualdad social, son elementos que sin duda le quitarán el sueño tanto a Rafael Correa como a todos los de su Gobierno.

Ecuador es la Nación que menos creció en el último año, alrededor de 2,7%. Se pretende mejorar el desarrollo y economía del país implantando el modelo Socialista, ¿funcionará ésto o simplemente será otro argumento que puedan utilizar los oponentes al Gobierno para afirmar su tesis de que una economía no globalizada no surge?

Por último, no puede olvidarse que esta nueva Constitución no afecta sólo el ámbito Económico y Social, sino que también al ámbito político. El “Tirano”, como ha sido apodado por sus opositores Rafael Correa, con la nueva Carta Magna sale muy favorecido por el fuerte Presidencialismo que muestra, que por cierto, se encuentra bordeando casi en lo dictatorial.

Además, Correa pasa a formar parte importante en todas las decisiones económicas del país, lo que no ha dejado de molestar a sectores privados. Lo lógico, sería pensar que pronto Rafael Correa comenzará a estatizar todo.

Dictador, Autoritario y poco transparente ha sido tildado por los medios de comunicación. Ello, pues han sido obligados a dar 10 minutos de propaganda a favor de la Constitución todo los días. ¿Dónde quedó la libertad de expresión? Al parecer muy lejos de Ecuador y de su Presidente Rafael Correa. Sin duda lo que ocurre hoy en día en Ecuador es un hecho que podría catalogarse como histórico: la primera Constitución Socialista del siglo XXI llama la atención a cualquiera. Sólo es de esperar que el afán del Presidente de gobernar solo y los constantes consejos entregados por Hugo Chávez, no lleven a este país a caer en una situación desastrosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: