La crisis argentina de Cristina

Luego de los intentos de Nestor, la señora no ha podido estabilizar la economia trasandina

Luego de los intentos de Néstor, su señora no ha podido estabilizar la economía trasandina.

El país trasandino ha estado luchando por salir adelante de la última de sus grandes crisis, estallada a principios de este siglo en manos de Carlos Menem, seguida por Fernando De la Rúa, pasando por Néstor Kirchner y ahora recayendo en las manos de la “dueña de casa”, Cristina Fernández.

Por Alejandra Villalobos, Felipe Navarrete y Alejandro Rossi

Esta crisis, que tiene sus inicios en 2000, se suele comparar con la crisis Asiática. Ambas son precedidas de fuertes entradas de capital extranjero, apreciación de la moneda, endeudamiento externo a corto plazo, deterioro del saldo corriente, aumento del riesgo de insolvencia, pánico bancario y comportamiento especulativo. Pero al parecer, los argentinos al fin están viendo posibilidades reales de saldar todas sus cuentas pendientes.

La crisis se ve Reflejada en las intensas secciones de la Bolsa de comercio argentina.
La Bolsa está en crisis.

La deuda pública de casi 150 mil millones de dólares está a pasos de ser reestructurada, ya que la Casa Rosada puso en marcha otra gran operación a gran escala, que les permitirá captar fondos frescos en los mercados.
El endeudamiento, que representa el 56% del Producto Interno Bruto (PIB) del país del Tango, tiene una opción de salir adelante. Ésta sería la oportunidad de firmar un acta con seis grandes bancos que presentaron al Gobierno argentino una oferta para normalizar acreencias que quedaron al margen de un  megacanje que se realizó en 2005, que puso fin al default de 2001. Estos Bancos, que tienen sus centrales en países desarrollados, se comprometieron también a volver a prestarle plata al país vecino.

Durante la década del 90 Argentina supo salir adelante, nadie sabe cómo, pero asi fue

Nadie sabe cómo en los 90's Argentina salió adelante. Pero así fue.

El panorama hace siete años atrás era del país con la mayor deuda morosa contemporánea, en el 2001 al derrumbarse el modelo de endeudamiento y privatizaciones sin control de los años 90, pero que gracias a la adhesión de 76,15% de bonistas, logró normalizarse.
Cristina Kirchner recibirá en su despacho a los representantes de los bancos Barclays, Citi y Deutsche, que desarrollaron la propuesta de reapertura del canje para quienes quedaron afuera en el 2005 (conocidos como “holdouts”). El período de suscripción terminaría el 15 de noviembre, según los plazos que están manejando los bancos y el Gobierno. En ese momento, la operación sería acreditada con una ley, a la que han bautizado ley de consolidación de deuda.

El impacto que traerán estos bonos, equivalentes a 8 mil millones de dólares, es muy alto. En la Casa Rosada dicen que les dará una mayor libertad, no para incrementar los gastos, sino porque no tendrían que demorar la construcción de viviendas o caminos, como pasó este año, por problemas de caja.

La popularidad de Cristina Fernandez ha disminuido considerablemente producto del mal manejo macroeconomico

La popularidad de la Presidenta argentina ha disminuido producto del mal manejo económico

Sin duda esta es una operación que pone en juego una gran maniobra de la “Señora K”, y por consiguiente del “Señor K”, Néstor Kirchner, su marido, quién tiene sus esperanzas puestas en que esto ayudará en las elecciones legislativas de 2009, donde pretende ganar con el partido Justicialista y de esa forma asegurarle una mayor sustentabilidad política a su señora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: