Luxemburgo: aquí dan ganas de decir: “¡Chofer! ¿me lleva?”

Aglomeraciones en las puertas se viven todos los dias en el Transantiago

Aglomeraciones en las puertas se viven todos los días en el Transantiago

Los santiaguinos se levantan a las 5 de la mañana para tomar la micro, pero ellos despiertan recién a las 7. Obreros, estudiantes, empleadas domésticas, jardineros, maestros, profesionales y los guardias de seguridad de Santiago, esperan más de una hora la micro que los lleve a sus trabajos, pero ellos sólo esperan tres minutos. Aunque los santiaguinos tienen que hacer largas y eternas filas para subir al bus, ellos se ordenan en hileras de cuatro personas como máximo. Mientras los estudiantes de los colegios de Santiago van en la micro apretados, incómodos acalorados y parados, ellos están sentados cada uno en su asiento con las ventanas abiertas. Los santiaguinos alegan, pelean y dicen garabatos dentro del bus, pero ellos conversan sobre moda, negocios y autos. Aunque los obreros de Santiago tienen un aspecto cansado, ellos están con los ojos de par en par abiertos como un búho. Mientras en la micro de los santiaguinos huele como un sándwich con queso añejo y a transpiración, el bus de ellos huele a lavanda, vainilla y a perfumes Hugo Boss y Carolina Herrera.


Por Florencia Blume, Magdalena Estay yRosario Ruiz

Aqui dan ganas de subirse a la micro

Aquí dan ganas de subirse a la micro

Ellos, los habitantes de Luxemburgo, cuentan con un cómodo y eficiente trasporte público, lo que les permite organizar mejor su tiempo. Esto les garantiza llegar a la hora a sus trabajos y así evitar un mal rato con su jefe. Por otro lado duermen lo necesario para enfrentar el día. “Dormir 8 hrs. todas las noches, permite que el cuerpo amanezca descansado y que podamos rendir lo suficiente”, afirma la psicóloga juvenil, Claudia Balbontín, quien además asegura que así tendremos un buen genio y no espantaremos a nadie.

A diferencia del “Transantiago”, el “Chemins de Fer Luxembourgeois”, es un transporte de agrado para los pasajeros. Sólo faltan las mesas, el café y las galletas, para que sea un Starbucks móvil. “No podía creer que dos micros que cumplen la misma función fueran tan distintas. Allá es un agrado subirse a la micro, mientras que acá es un asco”, cuenta la estudiante de pedagogía, Isabel Prat .

El “Chemins de Fer Luxembourgeois” cuenta con un servicio de autobuses y trenes para el país completo. Es un sistema de transportes que está a cargo de la municipalidad de Luxemburgo. A diferencia del Transantiago, los pasajeros, no usan la “ bip” . Se utiliza un ticket que llaman “billet”. Éste cuesta 1 euro, equivalente $ 846 aproximadamente.
¿ Cómo se usa? A diferencia de la tarjeta “bip”, sirve también para andar en trenes y ferrocarriles hacia las zonas rurales. La duración del billete es para un máximo de 10 km. O una hora, desde que se compró en la boletería.
El “Billet Red” o “Pase Luxemburgo” es una especie de ticket con más beneficios. Su precio bordea los 9 euros, equivalentes a $7600 Estos equivalen a 20 usos de la “bip”. Para una persona que la utiliza para ir y venir del trabajo, serían 2 “bip” diarios durantes tres semanas. En términos de uso conviene más la “bip”, pero con el “Billet Red” , los pasajeros, pueden usar una micro limpia, sin masas de gente colgando en las puertas y esperan tres minutos, promedio, en que pase el bus. Además con el “Billet Red” se pueden usar los trenes y buses, ilimitadamente durantes 3 días. No sólo eso, también permite entrar a 40 atracciones turísticas. Así dan ganas de decir “!Chofer! ¿ Me lleva?”.

La cubana de la realeza

Aspecto desgastado las caracteriza

Aspecto desgastado las caracteriza

Las mujeres cubanas se ven obligadas a trabajar cada vez más duro. ¿ La razón? El abandono de sus maridos. Hacen la pega de padre y madre a la vez. Como en la mayoría de los casos, la madre se hace cargo de los hijos y de la casa, pero en Cuba que una mujer sustente una familia es difícil. Se angustian al saber que no tienen con qué vestir a sus hijos ni con qué comida alimentarlos, porque realmente no tienen. Generalmente trabajan como costureras, pero hay veces que no hay clientes. ¿ Qué hacen? Piden en la calle. Las cubanas que viven en el campo trabajan como obreras agrícolas. Hacen las labores campesinas sin zapatos ni ropa adecuados. Las empresas estatales no les dan nada, sólo un plato de comida a la hora de almuerzo. No precisamente un plato de arroz con pollo o un pedazo de carne, toman sopas bajas en grasas y proteínas. Por otro lado están marginadas del ámbito político. En 14 provincias, sólo en una, hay una mujer como secretaria del Partido Comunista.

Cubana con una vida de princesa

Cubana con una vida de princesa

Pero ¿ Habrá en el mundo una cubana que viva en un cuento de hadas? ¿ Que viva en un castillo y que tenga las joyas que quieren todas las mujeres? ¿ O que se haya casado con un príncipe? La respuesta es sí. María Teresa Mestre, duquesa de Luxemburgo lleva una vida de princesa. Se casó en 1981 con el Gran Duque Enrique I de dicho país. Esta “princesa cubana” aparte de ser la duquesa de uno de los países con más alto nivel económico, es embajadora de la UNESCO y presidenta de una organización que protege a ciegos y a minusválidos. En sus ratos libres escucha música cubana y toca guitarra. Tiene 52 años y su apariencia es como una mujer de 40. La edad no le ha pasado la cuenta. Mientras ella puede comprarse todo tipo de maquillajes y cremas rejuvenecedoras, las mujeres cubanas, ni sueñan con hacerlo. En cuba “producirse” es un lujo, es cosa de ricos. La duquesa cuenta con una peluquera personal, que todas las semanas la peina como la ocasión amerite. Si es que va a las organizaciones de protección, usa un peinado más sobrio, pero si tiene alguna celebración junto con el duque, el peinado causará sensación. Mientras ella goza de productos para cuidar su piel y no envejecer, las cubanitas se conforman con lo que ven en el espejo. Mientras la duquesa adquiere más participación política, a las mujeres de la isla no les queda otra que quedarse en el campo, con los hilos y agujas o pidiendo plata en la calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: