Sin pronóstico alguno, Sócrates se cubre de neblina

José Sócrates Carvalho

José Sócrates Carvalho

José Sócrates, político con fama de pragmático y calculador, representante de un socialismo más “nórdico” que latino. Es considerado como un continuador de la etapa de Antonio Guterres (Ex Primer Ministro) en sus intenciones de elevar la competitividad de la economía portuguesa, pero a diferencia de Guterres, Sócrates tendrá que ganar la batalla de la reducción del déficit presupuestario, sin poner en riesgo el crecimiento económico, como hicieron los gobiernos del centro-derecha. También tendrá que construir el lugar de Portugal en Europa, tras los retos planteados por la ampliación, en sintonía con el “europeísmo atlantista” del país luso y sin quedarse al margen de las cooperaciones reforzadas.

Por Diego Ávila, Javier Severin y Bruno Ritter.

Contextualizar nunca es malo, por lo mismo, acá va una pequeña reseña acerca de cómo está constituido el gobierno portugués:

Desde 1926 hasta 1974, el país vivió bajo dictadura, periodo conocido como Estado Novo. El 25 de abril de 1974 se vivió la Revolución de los Claveles, la cual permitió que las últimas colonias portuguesas lograran su independencia tras una larga guerra colonial contra la metropoli y que Portugal mismo se convirtiera en un estado de derecho democrático.

Luego de que volviera la democracia al país, el gobierno se constituyó de cinco órganos principales, los cuales son: La Presidencia de la República (Cavaco Silva), el Primer Ministro (José Sócrates) y el Consejo de los Ministros (el Gabinete), la Asamble de la República (el Parlamento), y la Judicatura, cuyo máximo tribunal es el Supremo Tribunal de Justicia.

Con esto dicho y para no aburrir más, vamos al tema de fondo. El próximo año se vienen las elecciones legislativas y la figura de nuestro amigo Sócrates no es de las mejores. Según un sondeo, -realizado por Markest- el primer ministro socialista volvería a ganar ahora unas elecciones legislativas, con una intención de voto del 36,1 por ciento frente al 45,03 por ciento que le dio el control del Parlamento hace tres años. Esta baja está derivada por varias razones:

Primera razón: El 11 de febrero de 2007 se celebró el Referéndum sobre la despenalización del aborto. El SÍ venció con el 59% de los votos. Fue el tercer referéndum, realizado en el país y el segundo sobre el mismo tema. En el anterior ganó el NO por estrecha diferencia con el 51% de los votos.

Sócrates votando en el referéndum de 2007

Sócrates votando en el referéndum de 2007

¿Cuál es el problema? El problema está en que hubo 50 mil votos blancos y 25 mil nulos. Al no alcanzarse una participación superior al 50% de los votantes, se hizo la votación por vía parlamentaria para respetar el veredicto del pueblo. Esto produjo una serie de críticas que apuntaron a Sócrates, ya que estaría aceptando el aborto y hay una significativa cantidad de la población que está en contra de este acto.

Segunda razón: La crísis económica que afecta al mundo. “Teixeira dos Santos, ministro de Economía y Hacienda portugués, aseguró que ‘suceda lo que suceda, los ahorros de los portugueses en cualquier banco que opere en Portugal están garantizados’. Lisboa parece seguir así los pasos dados ya por Berlín, Dublín y Atenas en la garantía de que el Estado cubrirá la totalidad de los depósitos en bancos en quiebra inminente”.(Diario económico, Portugal).

No es que este fenómeno se vea solo en Portugal, es lógico que si el Gobierno enfrenta de mala manera la crisis, la popularidad bajará ostensiblemente.

Tercera razón: Manuela Ferreira Leite ha sido confirmada como la nueva líder del partido PSD (Oposición) y ha atacado al Gobierno por su gasto en gran escala de obras públicas de proyectos, con una posible línea de ataque para el próximo año de la elección general.

Manuela Ferreira Leite

Manuela Ferreira Leite

En el sondeo, Manuela tiene una popularidad personal del 18,1 por ciento, es la más baja entre los principales políticos, cuyos índices encabeza el presidente de la República, el conservador Aníbal Cavaco Silva, con el 56,2 por ciento (63,5 en 2007).

Las principales prioridades de la política económica desde 2002 han sido los esfuerzos para restablecer el orden a las finanzas públicas y mejorar la calidad de la administración pública. El gobierno ha introducido una serie de medidas para aumentar el presupuesto de ingresos y reducir los gastos y ha logrado su objetivo de llevar el déficit presupuestario general del Gobierno por debajo del 3% del PIB en 2007 (en el 2,7% del PIB).

Así las cosas, el panorama para José Sócrates no es muy alentador, sin embargo con buenas gestiones en lo que queda de su mandato podría mejorar su popularidad y finalmente ganar en Octubre de 2009 cuando se realicen las próximas elecciones del país europeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: