¡Ay, los griegos! Tan cultos, tan diplomáticos y tan guerreros

Cientos de almas concurren al templo de Atenea.

Cientos de almas concurren al templo de Atenea.

Descendientes de Alejandro Magno y del Imperio Bizantino, discípulos de Sócrates y Platón, los herederos de la rica e importante cultura helénica se enfrascan en constantes luchas externas e internas.

Por María Jesús del Pozo, Andrés Gamonal y Luis Felipe Zúñiga

Kalimera, así saludan los hijos de Zeus a cada visitante que pisa la tierra del Monte Olimpo. Y es que, año a año, las islas griegas reciben a millones de visitantes que acuden a sus exóticos parajes en busca de descanso o de alguna aventura como las que vivió Anthony Queen, mientras protagonizaba la película Zorba, el griego.

Pero no todo es diversión ni belleza en la tierra de Afrodita. Más allá de la Acrópolis, del Partenón y del Mar Egeo, los griegos luchan por recuperar la preponderante posición geopolítica que los abandonó hace cientos de años.

No buscan instaurar otro sistema de gobierno ni lanzarse a la fama con una nueva generación de filósofos, que encarnen la versión tecnologizada y neoliberal de Aristóteles y sus maestros. En el siglo XIX y parte del XX, su interés se centró en la recuperación de territorios, pero posteriormente se abocaron a consolidar su esfera de influencia internacional y a establecer un orden al interior de sus fronteras.

Fue el segundo esposo de Jacqueline Kennedy.

Fue el segundo esposo de Jacqueline Kennedy.

En el plano de las relaciones exteriores, los helenos ingresaron, en 1981, a la Unión Europea, lo que les permitió una expansión económica, basada en la industria agrícola y turística. Sin embargo, los continuos roces con el “delfín” del extinto Imperio Otomano, representado en una extensión territorial mucho menor por Turquía, han generado obstáculos que perjudican a la patria del difunto magnate Aristóteles Onassis.

Y es que la conflictiva disputa entre Atenas y Ankara tiene nombre asiático e insular: Chipre. La isla, que goza de independencia y reconocimiento internacional desde fines de los cincuenta, y que según el Informe Mundial de Competitividad Turística ocupa el puesto 24 superando a naciones como Italia y Malta, se encuentra dividida entre una población de descendencia griega y otra osmanlí.

Las importantes reservas pesqueras y petrolíferas del archipiélago despiertan el apetito tanto de helenos como de otomanos, quienes no ceden ni un paso en sus respectivas esferas de dominio. En 2004, la ONU patrocinó un plesbicito conocido como el Plan Annan, con el fin de lograr la unificación de la isla, pero los greco chipriotas, apoyados y aconsejados por la madre patria, rechazaron la iniciativa por considerar que se les entregaba muchas concesiones a la facción turca residente.

Pertenece al Movimiento Socialista Panhelénico.

Pertenece al Movimiento Socialista Panhelénico.

Para el gobierno helénico, encabezado por el social demócrata Karolos Papoulias, la presencia de tropas turcas en el norte del archipiélago constituye una amenaza para la mayoritaria población greco chipriota. Aunque en la década de los sesenta los griegos pensaron en anexionar Chipre, lo cierto es que hoy usan el conflicto para impedir que los otomanos sean aceptados en el bloque económico del viejo continente, argumentando que la invasión de 1983 y la creación de la República Turca del Norte de Chipre (RTNC) son incompatibles con los ideales del organismo.

Pero no todo es conflicto exterior en la nación del derrocado Constantino II, el desempleo, que según los últimos informes de la Comunidad Económica Europea (CEE) superará el ocho por ciento, es uno de los grandes temas sin resolver en el país formado por nueve mil islas e islotes. La entrada de inmigrantes albaneses y de otras conflictivas localidades de la Península de los Balcanes generan una mano de obra barata y dispuesta a trabajar sin la debida protección social. Asimismo, el pobre acceso a las oportunidades laborales que tiene la mujer y los escasos trabajos disponibles para los menores de 25 años se suman al descontento de los once millones de habitantes. En 2007, la Eurostat publicó un estudio que revelaba que el 22,7 por ciento de los jóvenes griegos se encontraba sin ocupación.

Los sindicatos se oponen a las medidas de Papoulias.

Los sindicatos se oponen a las medidas de Papoulias.

Las problamáticas sociales desembocan en huelgas y paralizaciones, como la acaecida en septiembre pasado, cuando el 90 por ciento de los trabajadores del estado se volcaron a las calles para protestar contra las políticas capitalistas adoptadas por el ejecutivo. Trenes, aeropuertos, sectores sanitarios hasta bancos se vieron afectados por la movilización, que se generó por el inicio de nuevas privatizaciones.

Para salir de la crisis en que se encuentra, Grecia debe centrar su atención en mejorar las condiciones laborales, estandarizar la protección social, integrar a los inmigrantes y dar cabida a todos los sectores de la sociedad en el proceso productivo. Ni desacreditar a Turquía, ni manipular la diplomacia greco chipriota, ni oprimir con dureza a manifestantes y líderes sindicales, le será de utilidad. Pareciera que a los helenos la experiencia de siglos de existencia, de conocimiento y de sufrimiento por las invasiones foráneas, no les basta. Es como si se hubiesen quedado dormidos en la Esparta del rey Leónidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: