La receta malaya de la crisis

La capital de Malasia Kuala lumpur, posee la mitad de los inmigrantes, los que a lo largo del pais llegan a 2.1 millones.

La capital de Malasia Kuala lumpur, posee la mitad de los inmigrantes, los que a lo largo del pais llegan a 2.1 millones.

Perdone la ignorancia. Pero lo único que pude imaginarme cuando me hablaron de un país llamado Malasia, fue a mi papá comiendo pan con malaya. Y no es que creyera que los malayos tuvieran una estrecha relación con mi progenitor, pero fue lo único que se me vino a la cabeza. Después, recordé, para hacerme alguna idea de dicho país, la película Ana y el Rey. Filmada en aquel hermoso lugar. Sin embargo, seguí contemplando en mi cabeza, la idea de mi madre enrollando la carne y rellenándola con zanahoria y huevos duros para que luego mi papá pudiera degustarla. Y claro. Usted pensará que esto es un mal chiste, pero no. Esto es sólo una buena y alocada entradilla para hablar de la economía Malaya que, en definitiva, no tiene nada que ver con el pan relleno de trozos de carne fría. Pero, por favor, anote la receta.

Por: Macarena Muñoz, Marion Toro y Andrea Von Dessauer. 

 

El pasado 19 de octubre las cosas se pusieron negras tanto para Estados Unidos, como para el resto del mundo. El capitalismo estaba generando una nueva crisis económica y, al parecer, no sólo los países subdesarrollados como nosotros les caería mal la noticia. Es similar a cuando usted no deja aliñada la malaya de un día para otro y ni envuelta en el refrigerador. Porque, si no lo hace, cuando deba rellenarla estará podrida. Es, por esto mismo, que una de las medidas que utilizó el país del sureste asiático, dividido por el Mar de China Meridional, es expulsar a 400.000 inmigrantes en los próximos dos años. Para reestructurar el mercado laboral y así atajar la crisis financiera. Porque, de los 10,9 millones de trabajadores que hay en Malasia, 2,1 millones son inmigrantes. La mayoría procedentes de Indonesia, que entre enero y junio de 2008 enviaron a sus países montos por el valor de 3.860 millones de dólares.

 

 
Las "Torres Potronas" son el simbolo por el cual Malasia se ha dado a conocer al mundo. Desde el 1990 al 2000 fue su mayor crecimiento económico.

Las "Torres Petronas", son el símbolo que ha marcado a Malasia desde 1998 hasta el 2003, como el edificio más alto del mundo. Que fue superado en el 2003, por el edificio "Taipei 101", en Taiwan.

 
 
La idea que propuso el Viceprimer ministro y también ministro de Finanzas malasio, Najib Razak, busca, entre otras cosas, acabar con la dependencia que tiene el país por los  trabajadores extranjeros y regular el flujo de dinero que sale de Malasia a los distintos países asiáticos. Así, aumentarían las tasas a las “platas viajeras” y sería menos costoso para los malayos. Es que imagínese usted que luego de haber rellenado la carne aliñada se dispone a amararla con algún cordel para que una vez en el agua pueda ser cocinada. Y se da cuenta que parte de la zanahoria, del huevo y del cordel no le pertenecen completamente porque debe devolverlas a sus prestados. No podría seguir cocinando y, en definitiva, no habría producto que terminar. Una vez dado esto, se decanta la razón por la cual Malasia, inteligentemente, también procuró invertir  1.400 millones de dólares en la bolsa de Kuala Lumpur, capital malaya, con la finalidad de frenar la descapitalización causada por la crisis financiera global. Razak, se refirió al tema indicando que, con esa suma, el Gobierno redoblaría la capacidad de adquirir acciones en la compañía de inversión estatal Valuecap. Aumentando fuertemente la compra de valores en compañías nacionales. 
 
La carta de medidas influenciada por el posible sucesor de Abdulla Badawi, actual primer ministro, le costará a Malasia, pesar de la crisis mundial, el valor de 2.000 millones de dólares o 7.000 millones de ringgit (moneda malaya). Presupuesto que será utilizado en la realización de proyectos definidos por Razak como de “alto impacto”. Que son la construcción de viviendas, transporte público, y la mejora de las condiciones de vida de los miembros de la Policía y Fuerzas Armadas. Así como se necesita el laurel, la cebolla y el clavo de olor para la cocción de la malaya. La cual, 2 horas y un poco más a fuego lento, sazonará y estará lista para ser rebanada y servir. Concluyendo así el proyecto malayo para evitar la crisis mundial intervendría positivamente en un aumento 3,5% y no en un 5,4 % como se pensaba antes. Generando incluso, un déficit presupuestario que representaría sólo el 4,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). Una realidad bastante mejor en comparación a la mayoría de los países afectados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: