Aunque Arabia se vista de seda, atrasada se queda

Las mujeres son castigadas severamente.

Las mujeres son castigadas severamente.

Una masa de gente rodea la plaza en la ciudad de Raid, capital del reino de Arabia Saudita. Gritos, piedras y latigazos son los protagonistas del momento, mientras una mujer tapada de pies a cabeza es fuertemente golpeada por haber violado una de las tantas reglas impuestas por el islam. Paradójicamente, la escena se repite a diario en una de los lugares más modernos de Medio Oriente, enriquecido en infraestructura y comercio gracias a las ganancias del petróleo que inunda el subsuelo saudí.

 

Por Natalia Bindis, Natalia López e Isidora Varela. Sigue leyendo